Sábado, 01 de Noviembre de 2014

Integración social y preservación cultural, reto de pueblos indígenas

Comparte la noticia

México.- Pese a su importancia histórica y cultural a nivel mundial, los pueblos indígenas continúan siendo de los grupos más desfavorecidos de la sociedad pues, como reconocen autoridades a nivel mundial, padecen exclusión, pobreza, discriminación y violación de derechos.

Es un contexto que enfrenta a este sector de la población a buscar su integración social y al mismo tiempo a luchar por conservar su cultura, para que se les reconozcan y respeten sus derechos.

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el 9 de agosto, estos grupos sociales también conocidos como “primeros pueblos”, “pueblos tribales”, “originarios” o “autóctonos”, cobran importancia en todos los ámbitos: cultural, social político y económico, por sus aportaciones y participaciones.

Su relevancia es tal, que incluso la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) reconoció en 2001 en su Declaración Universal sobre Diversidad Cultural que estas comunidades forman parte del patrimonio común de la humanidad por su riqueza cultural, lingüística, gastronómica y hasta comercial.

El legado de las comunidades indígenas comprende lo material, por la elaboración de vestimentas, platillos y bebidas; y lo inmaterial con aportaciones como la organización colectiva, el lenguaje, algunas prácticas de comercio como el trueque, y de gobernabilidad, como los pueblos autónomos y los juicios orales, aportaciones medicinales, además de festividades y creencias.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el planeta existen por lo menos cinco mil grupos indígenas compuestos por unas 370 millones de personas que habitan en más de 70 países, lo que representa aproximadamente cinco por ciento de la población mundial.

A nivel global se han implementado programas especiales enfocados al desarrollo de los pueblos indígenas, sin embargo estudios e informes de instancias internacionales como la ONU, el Banco Mundial o la Organización Internacional del Trabajo (OIT), señalan que sus condiciones siguen siendo de rezago económico, analfabetismo, desempleo y desabasto alimenticio.

Tan sólo en América Latina, donde aproximadamente 10 por ciento de la población es indígena (entre 30 y 40 millones de personas, varía dependiendo de los informes oficiales), el rezago en materia económica es visible pues este sector sigue registrando las tasas más altas de pobreza en la región, de acuerdo con un informe del Banco Mundial a 2005.

La Unicef indica en un informe sobre los pueblos indígenas en América Latina, basado en censos oficiales levantados entre 2000 y 2008, que en la región existen 522 comunidades que suman casi 30 millones de personas, y entre los países con mayor concentración de indígenas menciona México con 62 comunidades y aproximadamente 12 millones de personas.

También Colombia con 83 pueblos y un millón 392 mil 623 habitantes, Perú que tiene 43 pueblos distintos a los que pertenecen tres millones 919 mil 314, es decir más de 66 por ciento de la población total; mientras que Brasil destaca como la nación con mayor diversidad de pueblos con 241, que engloban una población de 734 mil 127 indígenas.

Las naciones con menor diversidad indígena son: El Salvador con tres comunidades y 13 mil 310 personas, Belice con cuatro pobladas por 38 mil 562 habitantes, y Surinam con cinco y seis mil 601 personas, según el informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Con base en el documento, el total de población indígena identificada en América Latina asciende a casi 30 millones, lo que supone un porcentaje de población indígena de 6.1 por ciento del total de habitantes. Sin embargo la cifra de población indígena de la región suele fijarse en 10 por ciento debido a las variaciones entre los informes, según estimaciones elaboradas en 2004 por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el caso de México, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), responsable de las políticas públicas para el desarrollo y preservación de los pueblos indígenas, reporta se caracterizan por su elevada dispersión de manera que “del total de dos 443 municipios existentes, sólo en 30 no se registra su presencia”.

Información de la dependencia señala que los estados con mayor concentración de indígenas son: Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Veracruz, Campeche, Yucatán, México, Puebla, Hidalgo, Quintana Roo, San Luis Potosí y Michoacán, así como Chihuahua, Sonora, Baja California, Coahuila, Durango y Nayarit.

Según esta instancia del gobierno federal mexicano, este sector poblacional ocupa la quinta parte del territorio nacional con 12 millones de personas indígenas que mantienen sus usos y costumbres, sistemas de gobierno, economía y hasta de política.

En su Censo de Población y Vivienda 2010, el INEGI apunta que 6.6 por ciento del total de la población de tres años y más del país habla lengua indígena, algunas restringidas a comunidades pequeñas, mientras que otras como el náhuatl, otomí, maya, mixteco y zapoteco, son habladas en diversas regiones del país.

Como señalan algunos estudios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sobre migración indígena interna rural-urbana y urbana-urbana, los intensos desplazamientos de estas personas han alterado y modificado su distribución, por lo que sus espacios de residencia se han ampliado por todo el territorio nacional, e incluso fuera del país.

Según los datos del censo poblacional del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 12 estados del país ubicados principalmente en las regiones centro, sur, y sureste se localiza casi 90 por ciento de la población que habla alguna lengua indígena, y sobresalen Chiapas y Oaxaca, donde reside más de una tercera parte.

De acuerdo con esos mismos datos las lenguas que cuentan con mayor número de hablantes son el náhuatl con 23 por ciento, maya con 11.5, tzeltal 7.0 por ciento, mixteca 6.9, tzotzil con 6.5, zapoteca 6.4, otomí con 4.2, mazateco 3.5, totonaca 3.3, chol con 3.1, huasteco 2.5 y chinanteco con 2.1 por ciento.

Pese a la relevancia de estas cifras en el país, antropólogos, sociólogos, y especialistas en materia de discriminación, como Lucila Polo, del Consejo Nacional para la Prevención de la Discriminación (Conapred), señalan que la subordinación social, política y económica de los pueblos indígenas en la mayoría de naciones, y especialmente en México, sigue siendo una realidad que los hace vulnerables a la marginación, violación de sus derechos y pérdida de identidad.

En el país, algunos pueblos ancestrales han logrado mantener su lengua, cultura y organización social y política como los rarámuris en el norteño estado de Chihuahua, o los triquis del noroeste de Oaxaca; en tanto que otros están luchando por recuperarlas como los matlatzinca en Temascaltepec, en el valle de Toluca, o el ópata, en riesgo de desaparecer y que habita entre las montañas de Sonora y el noroeste de Chihuahua en el norte de México.

Algunos más han adquirido nuevas identidades condicionados por las sociedades que los rodean al migrar a los centros urbanos, entre ellos los mazahuas (originarios de la zona que colinda entre los estados de México y Michoacán) y los purépechas con predominancia en las regiones lacustre y montañosa del central estado de Michoacán.

Por ello resulta relevante el tema de la migración indígena, pues si bien esta población se ubica mayoritariamente en los estados del centro, sur y sureste del país, por las circunstancias desfavorables se ven obligados a migrar a las ciudades en busca de mejores condiciones de vida.

Son todas razones por las que, en vísperas del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, instaurado por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1994, instancias internacionales, gobiernos, activistas sociales y líderes de organizaciones indígenas, coinciden en la necesidad de políticas públicas especializadas para atender e impulsar el desarrollo de este sector poblacional en todos los ámbitos, respetando en todo momento sus derechos humanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • COMENTARIOS

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>